Google
 

sábado, 9 de agosto de 2008

Enterró el cuerpo de su madre en la casa y siguió cobrando su pension

El cadáver estaba en el fondo de una vivienda de Concepción desde hace ocho meses.




CONCEPCION.- Durante meses engañó a sus familiares con diferentes excusas. Después aseguró que ella se había ido de viaje a Buenos Aires. Pero ante la Policía, en una celda, se quebró. Gustavo Corbalán, de 31 años, después de tres horas de estar aprehendido por una contravención policial, confesó que había enterrado en el fondo de su casa del barrio Obrero de Concepción a su madre adoptiva, Amanda Fernández de Corbalán, de 92 años, para continuar cobrando la pensión de $ 1.300 que ella percibía.

El miércoles, una allegada de la mujer (su nombre no trascendió) se presentó ante el fiscal Edgardo Sánchez, para denunciar la desaparición de la anciana. Dijo que la había visto por última vez en diciembre del año pasado y que no supo más de ella. “Gustavo no permitía que la viera. Me decía que estaba durmiendo o que había salido. La última vez me informó que estaba en la casa de una amiga en Monteros. Fui a buscarla y sus familiares me confirmaron que esa señora había fallecido hace tres meses", declaró la denunciante.

No le compraba remedios
Ante esta situación, el fiscal dio la intervención a la Policía. Personal al mando de los comisarios Pedro López, Ramón Quinteros y Fernando Soria, descubrió que el joven desde diciembre cobraba la pensión de su madre, pero no le compraba los remedios que durante años ella adquiría en la misma farmacia. Cuando fue interrogado por los pesquisas, Corbalán les dijo que, en realidad, Fernández había viajado a Buenos Aires. Los investigadores se comunicaron con sus pares de la Policía Federal, quienes constataron que la dirección donde supuestamente estaba la anciana no existía.

Horas de excavaciones
Los policías se reunieron y le sugirieron al fiscal Sánchez buscar en la casa ubicada en Colombia al 600, donde residían madre e hijo. Con la autorización del juez Alejandro Molinuevo, a las 17 de ayer comenzaron a excavar el fondo de la vivienda.
Tres horas después, Corbalán confesó todo. Les informó a los policías que su madre había fallecido por causas naturales y marcó el lugar donde la había enterrado. Una fuente policial reveló que Corbalán, con lágrimas en los ojos, confesó que lo había hecho porque no tenía trabajo y necesitaba el dinero para vivir.

A casi dos metros de profundidad y envuelto en plástico, cuando eran las 23, personal de Bomberos encontró el cuerpo de la mujer. Al cierre de esta edición, los peritos lo revisaban para constatar la causa de la muerte de la anciana.
Si murió por causas naturales, Corbalán, que no tiene antecedentes penales, será acusado de defraudación por haber cobrado la pensión de ella durante ocho meses.
Pero, si se diera la hipótesis de un crimen, será acusado por homicidio agravado.

Fuente

No hay comentarios: