Google
 

viernes, 7 de diciembre de 2007

¿ Qué son los Poltergeist ?. Desafiante pregunta para lo que parece ser una desafiante incógnita. Trataremos de despejar dudas a lo largo de este Post

La palabra poltergeist deriva de dos vocablos alemanes: un término folklórico, polter, que significa "ruido", y geist, que significa "espíritu". Los poltergeist son, pues, literalmente, "espíritus ruidosos". Y sean o no espíritus, al menos se manifiestan de múltiples y escandalosas formas: ruidos misteriosos, olores desagradables, muebles que se desplazan por su cuenta, fríos súbitos, voces inexplicables, objetos que aparecen y desaparecen, levitación incontrolada de las víctimas.., todo esto son síntomas de lo que suele denominarse "actividad poltergeist". Se trata de un campo fenómeno lógico muy amplio, que a veces es difícil deslindar de otros fenómenos de índole parapsicológica. El desarrollo de las investigaciones psíquicas y de la parapsicología durante los últimos cien años ha introducido un término más complicado para describir el fenómeno poltergeist: psicokinesis espontánea recurrente (Pker).


En la imagen , observamos un caso de Encantamiento que tuvo
lugar en Francia en 1955. Según el testimonio de los presentes,
daba la impresión que un mano invisible,
movía los objetos, desplazándolos y dejándolos caer, mofándose
así de los presentes. Los investigadores,
no encontraron nada físico que pudiera producir
este poltergeist.



En todo caso, su denominación más adecuada sería la de una agrupación de fenómenos extraños ya que en un cuadro de éstas características, aparecen diversidad de fenómenos lejos de la originaria conceptuación del ocultismo, cuya fuente u origen siempre estaba basado en la intervención de entes o seres ultrafísicos, la parapsicología moderna lo encuadró en el modelo tridimensional, teoría mantenida por la Soc. Española de Parapsicología y defendida por los parapsicólogos Emilio de Castro, Manuel Berrocal y Hector González Ordi.
Según este concepto, nos encontramos frente a una serie de síntomas de tipo paranormal, otro de alteraciones psicológicas y uno más de afección social. Todos ellos son alteraciones de la normalidad experimentadas por un sujeto o grupo cercano (fenómeno grupal), que alternan el equilibrio normal del paciente.


La imagen que observamos,
pertenece a un supuesto espíritu,
que se manifestó cuando se estaban
realizando unas investigaciones
sobre unos poltergeist.
Según los investigadores,
pertenecería al espíritu
causante de los mismos.


Ya desde el siglo XII se han hallado testimonios de estos fenómenos. Entonces se aseguraba que eran causados por una fuerza maligna. Se creía que la actividad poltergeist no era sino una manifestación más del diablo, omnipresente en muchas imaginaciones de la época. Así, en 1599, el jesuita e historiador español Martín Antonio del Río, incluía a los poltergeist dentro de su clasificación de 18 clases de demonios exactamente en decimosexto lugar:

Los del tipo decimosexto son espectros que en algunos momentos y lugares o casas se proponen causar diversas conmociones y molestias. Algunos molestan durante el descanso con entrechocar de cazos y arrojando piedras; otros tiran del colchón, haciéndote caer de la cama.

Aunque en la actualidad hay gente que sostiene que la Pker puede ser atribuida a la actividad de espíritus "elementales", en general se suele aceptar que tiene un origen natural, no sobrenatural. Pero seguimos sin conocer a ciencia cierta las causas y los motivos.

Existencia autónoma

Los poltergeists podrían simplemente existir, al igual que los elementos.

Otra versión plantea que los poltergeists se originan cuando una persona muere en medio de un sentimiento de ira. De acuerdo a una variante de esta hipótesis, los poltergeists y los fantasmas son meras impresiones o vestigios del alma. Cuando hay una emoción o sentimiento muy fuerte, se cree que una impresión de este sentimiento queda grabada en el lugar, lo que se suele denominar como impregnación.

Sin embargo, algunos poltergeists han sido descritos como capaces de tomar forma y personalidad, lo que sugiere algún tipo de conciencia e intención. Practicantes de la proyección astral han informado de la existencia de entidades astrales no amigables, que Robert Bruce[2] define como "negs" (los cuales son también identificables con los "elementos"). Si existen, podrían tener la habilidad de afectar el mundo físico.

Causado por fuerzas físicas

Algunos científicos discuten sobre la actividad poltergeist que no se pueda demostrar como fraudulenta, encuentra una explicación física en la electricidad estática, campos electromagnéticos, ultra e infrasonido, aire ionizado o incluso como fraudes realmente hábiles aún sin desmontar. En algunas ocasiones, como en el caso poltergeist de Rosenheim, el físico F. Karger del Max-Planck-Institut für Plasmaphysik y G. Zicha de la Universidad Técnica de Munich no encontraron ninguna evidencia de estos fenómenos, y los que apoyan las teorías paranormales argumentan que nunca se tuvo conocimiento de fraude alguno, incluso después de una exhaustiva investigación.

Vertiente parapsicológica

Esta vertiente o concepto ya ha sido estudiado y tratado por diversos investigadores como Flammarion (1924), Bozzano (1925), Owen (1964), Wilsson (1981), Bender (1982) o Argumosa (1984). Esta denominación sintomática se puede clasificar de la siguiente manera:

A.- Fenómenos Acústicos, donde están incluídos todo tipo de sonidos sin causa u origen aparente, siendo el fenómeno más característico y frecuente.

B.- Fenómenos Dinámicos, Donde se incluyen todo tipo de desplazamiento de objetos sin mediar una causa física aparente.

C.-Fenómenos Opticos, o que tienen que ver con diversas manifestaciones oculares, de carácter espúreo, lumínico o evanescente.

D.-Fenómenos Táctiles, donde se engloba todo tipo de peso o presión sobre el cuerpo del asistente o del paciente, sin causa aparente que lo motive.

E.- Fenómenos Olfativos, donde se encuadran una gran variedad de sensaciones olfativas, sin causa definida.

F.- Fenómenos Varios, donde se incluyen toda una serie de fenómenos que no se hayan podido catalogar en las anteriores categorías.

Así pues vamos a explorar esas seis clasificaciones donde han quedado ubicados aquellos fenómenos que caracterizan a un poltergeist.

En los Acústicos, encontraríamos tres clasificaciones según su naturaleza; Raps o golpes sobre diversas superficies que a su vez se dividen en dos categorías: primarios, cuando la percusión no parece real y secundarios o producidos por el efecto de choque de objetos entre si. Mimofonías, o imitación de caída de objetos inertes (timbres, campanas, etc.) o de sonidos producidos por el ser humano (murmullos, susurros, suspiros, pasos...). Parafonolalias, o imitación de melodías, cantos, coros litúrgicos...

En los Dinámicos, se producen movimientos tanto horizontales como levitatorios, así como aquellos fenómenos conocidos como parasismogénesis o efectos vibratorios en paredes, suelos o techos de viviendas, cuya intensidad puede asemejar a un microseismo local y litotelergia o lluvia de piedras ( a veces candentes ) y sustancias de diversa naturaleza ( leche, aceite...).

En los Opticos, hallamos fenómenos visuales catalogados en dos clases: Parafotogénesis o destellos luminosos y esferas o formas lumínicas, que pueden desplazarse o permanecer estáticas y que presentan por lo general una manifestación corta, aun siendo está variable. Fantasmogénesis, o percepción de personas y animales ( menos frecuentes) que suelen desplazarse sobre y a través de puertas, escaleras o muebles generalmente. También pueden ser translúcidos o de medio torso e incluso sombras si bien, con contornos imprecisos y difusos que desarrollen por regla actitudes sonambúlicas y estereotipadas. Suelen presentar acciones ajenas a la presencia de asistentes aunque excepcionalmente pueden dirigirse a ellos.

En los Táctiles o sensación de roce, tocamientos o agresión, hallamos todo tipo de sensación de peso o presión y que suelen acompañar a las manifestaciones de fantasmogénesis.

En los fenómenos Olfativos, se encuentran toda clase de olores, sean agradables o desagradables ( fragancias o hedores). Este fenómeno también va ligado en muchas ocasiones a la fantasmogénesis.

En los fenómenos Varios, encontramos una amplia variedad difícil de ubicar en los anteriores, siendo los más característicos estos: Metapirogénesis o Combustión Espontánea y que se manifiestan tanto sobre objetos aislados ( Muebles, colchones...), como en objetos y ropas en contacto con el humano.


Desde la antiguedad,
en las reuniones secretas
donde se celebrabran
sesiones espiritistas,
se conocía el potencial
poltergeist que se
desencadenaba en las mismas.
En este antiguo grabado
contemplamos como una mesa
levita súbitamente, ante las
atónitas miradas de
los asistentes.


La Metapirografía, es cuando una Metapirogénesis realiza dibujos sobre superficies.
Los Parahilogramas se producen cuando aparecen manchas de sustancias sobre superficies diversas. Estas sustancias suelen ser de sangre, aceite, lodo y que a veces pueden provocar dibujos.
Alteraciones Térmicas, con variación de temperaturas en el lugar donde ocurre el fenómeno (fríos intensos y calores sofocantes).
Alteraciones Electromagnéticas, con variación de nivel de campo magnético y alteración en el funcionamiento de aparatos eléctricos o electrónicos.
Con esta selección de fenómenos quedaría explicada la vertiente parapsicológica, una de las tres propuestas en el modelo tridimensional.
Aún nos quedarían otras dos más, la Psicológica y la Psicosocial, que aun cuando no dejan de tener su interés, probablemente no ofrecen el mismo atractivo de la ya analizada.



La levitación incontrolada de la víctima es un factor frecuente en los casos de poltergeist.

Las actividades poltergeist suelen presentar rasgos comunes en muchas de sus manifestaciones. Golpes y llamadas misteriosas son a menudo las primeras indicaciones de la presencia de un poltergeist. El reverendo Joseph Glanvilí registró en 1666 un famoso caso de es te tipo, caso que popularmente se conoció como "el tamborilero de Tidworth". Dos niñas ocupaban un dormitorio del que salía un extraño tamborileo. Los escépticos decían que eran las niñas las causantes del ruido, pero una investigación del caso demostró que eran total mente ajenas al repiqueteo, puesto que sus manos estuvieron siempre a la vista de los numerosos testigos. Este ejemplo es en cierto modo un "clásico", puesto que está suficientemente documentado como para que no quepan dudas sobre la autenticidad del fenómeno, aunque nunca ha podido explicarse por medios racionales. En 1848, en Estados Unidos, el célebre caso de las hermanas Fox pareció con firmar que los golpecitos eran la primera indicación de la actividad poltergeist. Este caso provocó, además, la fundación del movimiento espiritista, cuando algunos testigos supusieron que determinados espíritus estaban tratando de comunicarse a través de las dos chicas.

Otro efecto frecuente de la actividad poltergeist consiste en el desplazamiento de diversos objetos. Hay infinidad de ejemplos de este fenómeno, que puede tomar diversas variantes. Así, los periódicos informaban el 23 de junio de 1981 de que los relojes situados en una peluquería de Cullera (Valencia, España) adelantaban misteriosamente hasta 4 horas sin que nadie los tocara. Se habían llegado a colocar en el interior de la peluquería 7 u 8 relojes que funcionaban bien, y todos ellos adelantaron varias horas. Incluso se dejó un reloj de pulsera sin mandos, para que no pudiera ser manipulado, pero adelantó también varias horas.


Un caso de combustión espontánea de objetos en Brasil por actividad poltergeist.

Otras veces se trata de objetos que aparecen y desaparecen, sin motivo aparente, en diferentes partes de la casa, o incluso objetos que, literalente, vuelan delante de los ojos de los asombrados testigos.

Las voces desconocidas son también un rasgo común de la Pker. Se han postulado varias teorías para explicar este fenómeno; quizá la más posible sea la de un médico francés del siglo XIX Gilles dc la Tourette, quien identifico algunos síntomas de trauma y stress grave en víctimas de poltesgeist y clasificó estos fenómenos como formas de copropraxia (deleitarse con el uso de un lenguaje obsceno o utilizarlo de forma inapropiada) y ecolalia (repetición carente de sentido de modelos de lenguaje). Observó que algunos de sus pacientes, además, "hacían gestos obscenos". Según ésta y otras teorías, el impulso sexual o libido, podría hallarse en la raíz de muchas experiencias de Pker.


Marie Schaberi,cuyo poltergeist perturbaba las máquinas de su oficina.

En el siglo pasado se supuso que las niñas en el umbral de la madurez sexual eran las culpables de todos los incidentes misteriosos, y, ciertamente, buena parte de los casos de Pker están relacionados con niñas que llegan a la pubertad. Sin embargo, actualmente resulta difícil de admitir que sea este el único agente de las molestias. Este nuevo planteamiento del problema ha ayudado a que se conozcan más casos de poltergeist en que están involucrados niños o incluso hombres, hechos y derechos hace cien años, Las víctimas masculinas de la Pker solían ser ignoradas, puesto que contradecían la hipótesis aceptada universalmente. En un caso muy famoso, el del dotado inglés D. D. Home, que fue investigado a fondo, se llegó incluso a decir que debía de tratarse de un homosexual.

Lo cierto es, sin duda, que los desajustes sexuales pueden aumentar la capacidad sensitiva de algunas personas; algunos casos recientes sugieren que la Pker puede estar relacionada con las frustraciones y la angustia. Un caso de este tipo ocurrió en Baviera, Alemania en 1967. Una cantidad de incidentes inexplicados fueron observados en el bufete de un abogado, acompañados por un alarmante aumento del importe de la cuenta del teléfono. Las compañías de electricidad y teléfonos fueron avisadas y se les pidió que revisaran las instalaciones del edificio. Un examen reveló que el número de la hora se activaba por si solo. Un conocido parapsicólogo encontró el origen del incidente en una chica de 19 años llamada Anne-Marie. Esta tenía un notable efecto sobre las máquinas de la oficina que. Según confesó, no le gustaban: a su paso se derramaba el líquido de las fotocopiadoras, mientras que otros aparatos parecían enloquecer. Al parecer, Anne-Marie no se sentía satisfecha con su trabajo. La única explicación posible para el vertiginoso aumento de la cuenta del teléfono era que Anne Marie se aburría y, mentalmente, miraba la hora, activando así el número de la información horaria. El día que Anne-Marie se casó, todos los incidentes cesaron por completo.



El caso de poltergeist de Enfield, Londres

Este caso se hizo conocido como un perfecto ejemplo de poltergeist el cual comenzó como genuino y terminó en engaño, gracias a la atención de los medios y a la imaginación de dos niñas.

El caso comenzó en Enfield, en el Norte de Londres, en una vivienda absolutamente ordinaria en los suburbios. Fue ocupado por una mujer llamada Peggy Harper y sus cuatro niños; Rose, de 13 años; Janet, de 11 años; Pete, de 10 años; y Jimmy, de 7 años. Las perturbaciones que se darían en esta famosa casa comenzaron durante la noche del 30 de agosto de 1977, poco después de que Janet y Pete se retiraran al dormitorio que ellos compartían. Los otros niños durmieron con su madre en otro cuarto de la pequeña casa. La actividad fue reportada primero por Janet a su madre. Ella declaró que sus camas comenzaron a saltar de arriba abajo. Cuando Peggy llego al cuarto, todo había parado, llevándola a creer que quizás los niños hacían todo aquello. Todos permanecieron tranquilos por el resto de la noche, pero los verdaderos acontecimientos comenzaron la tarde siguiente.

Alrededor de las 9:30 de la noche siguiente, Peggy fue llevada al cuarto de Janet y de Pete por sus risas exageradas. Esta vez, dijeron oír ruidos que venían desde el suelo. Janet dijo que eso sonó como a un movimiento de silla, entonces Peggy cogió la única silla que había en el cuarto y bajó. Ella creyó que esto calmaría a los niños por esa noche. Entonces, desde abajo, ella oyó algo raro. Era el mismo sonido de arrastre que Janet había mencionado. Ella se apresuró a su cuarto, pero encontró a ambos niños en sus camas dormidos.

Entonces fueron oídos cuatro golpes distintos desde la pared que lindaba con la casa vecina. Estos apresuraron a Peggy a encender las luces una vez más, pero ella no vio nada fuera de lo común. Entonces, una cómoda pesada se movió repentinamente lejos de la pared aproximadamente un pie y medio. Peggy la empujó atrás otra vez, pero la cómoda se movió hacia atrás a su antigua posición. ¡La próxima vez que ella trató de empujarla a su lugar, la cómoda no se quiso mover! Temblando de miedo, la familia dejó la casa y se fueron a la casa del vecino. Los vecinos investigaron, como también hizo la policía.

Los oficiales también dijeron oír golpes que llamaban, viniendo de todas las paredes. Uno de los oficiales estaba en la sala de estar cuando de repente una silla se deslizó varios pies a través del suelo. El la examinó estrechamente, pero no podría encontrar ninguna explicación en cuanto a como esa se había movido.

Los fenómenos se tomaron un descanso. Cuando ellos comenzaron nuevamente, eran de un carácter algo diferente. Ahora, más que nunca, parecían concentrarse en las dos muchachas, Janet y Rose, en el dormitorio de Janet. Los investigadores rápidamente llegaron a la conclusión de que estos fenómenos eran más el producto del engaño humano que el producto de un agente humano. Dos investigadores de la SPR revelaron más tarde que los informes sobre las dos muchachas, por lo general de poca substancialidad, parecieron muy artificiales. Una de las presuntas actividades hizo que las muchachas "volaran" literalmente de sus camas por la noche.

Al día siguiente vinieron más fenómenos, como juguetes voladores. La policía era incapaz de ayudar, entonces Harpers y sus vecinos fueron con la prensa. El Daily Mirror envió a un fotógrafo y a un reportero que se quedó en la casa durante varias horas. Nada pasó durante su permanencia, hasta que ellos se prepararon para marcharse. De repente, ambos hombres fueron agredidos con canicas volantes y ladrillos Lego. Un pedazo de un Lego voló a través del cuarto y golpeó al fotógrafo con tanta fuerza que dejó una contusión que duró más de una semana.

El periódico se puso en contacto con la Sociedad para la Investigación Psíquica sobre el caso y ellos por su parte, se pusieron en contacto con Maurice Grosse, un residente de Londres del Norte y un investigador. Grosse llegó a la casa Harper el 5 de septiembre, exactamente una semana después de que comenzaran las perturbaciones. Su presencia pareció tener un efecto de calma sobre la familia y durante unos días, no ocurrió nada fuera de lo ordinario.

Entonces, durante la noche del 8 de septiembre, Grosse y tres reporteros que vigilaban oyeron un ruido en el dormitorio de Janet. La investigación mostró que su silla de al lado de la cama había sido lanzada aproximadamente cuatro pies a través del cuarto. Janet estaba dormida en ese momento y nadie había visto el movimiento de la silla. ¡Sin embargo, volvió a ocurrir una hora más tarde... y esta vez uno de los fotógrafos capturó el acontecimiento sobre la película!

Poco después, Grosse se unió a la investigación junto a Guy Lyon Playfair y los dos hombres pasaron los siguientes dos años investigando el caso.

El caso tenía dos aspectos comunes con los usuales casos de poltergeist, incluyendo la participación de dos muchachas adolescentes. En este caso, una había pasado ya por la pubertad y la otra estaba a punto de comenzarla. El caso también tenia otra característica típica de tales casos: la tensión personal. Peggy nunca había resuelto totalmente los sentimientos que rodeaban su divorcio con el padre de los niños. Después de que ella se diera cuenta de que esto podría tener algo que ver con los fenómenos, dio fin a sus emociones volátiles y las perturbaciones cesaron.

Además, una cámara de vídeo puesta en secreto en el dormitorio filmó a Janet doblando cucharas e intentando doblar una barra de hierro de una manera completamente normal. Ella fue también vista saltando de arriba abajo sobre la cama, de donde ella diría más tarde que fue lanzada.

A pesar de como concluyó este caso, allí parece haber fuertes pruebas para decir que las perturbaciones iniciales en la casa eran genuinamente paranormales.

Poltergeist (película)

Poltergeist fue estrenada el 4 de junio de 1982 e inmediatamente se convirtió en una de las mejores películas de terror de la década, y tal vez de todos los tiempos. Basada en un episodio de la serie Twilight Zone, llamado "Pequeña niña perdida", Poltergeist hizo que todos lo pensaran dos veces antes de ver la imagen de la estática en televisión.

El filme Poltergeist estuvo a la vanguardia en su época. Fue una producción gigantesca, llena de efectos especiales, que capturó la imaginación de todo tipo de audiencias. En la película, una pareja de casados (Craig T. Nelson y JoBeth Williams) y sus tres hijos se mudan a la casa de sus sueños en un suburbio tranquilo y de la empresa de corretaje en donde trabajaba el marido. Sin embargo, el lugar se convierte en una pesadilla con la aparición de extraños espectros y sonidos en la casa. La televisión toma el control de su niña más pequeña (Heather O'Rourke) y hasta la succiona a través de la pantalla. Un pequeño mensajero (Zelda Rubenstein) visita la familia para informarles que la casa había sido construida sobre un cementerio de indígenas y que deberían trabajar juntos para poder recuperarla del mundo de los espíritus.

Videos














Fuente